Surcando de la tierra al mar

Jardín y Natura se inicia en el mundo del patrocinio de la vela ligera

469135_10201301544128788_34647903_o

“Con diez cañones por banda,
viento en popa a toda vela,
no corta el mar, sino vuela
un velero bergantín;”

[…]

¿Quién no ha recitado cientos de veces este poema en la escuela?

En Jardín y Natura compartimos el amor por el mar y la vela de José de Espronceda y lo demostramos patrocinando a regatistas de nivel como son Yannick Márquez o Adri Márquez.

Sigue leyendo “Surcando de la tierra al mar”

Una iglesia con vida propia

Si cuidar de vuestro propio jardín puede llegar a convertirse en una experiencia extrasensorial, ¿os imagináis lo que puede dar de sí cultivar una iglesia? Sí, sí. Plantando, regando y podando es como Barry Cox creó la New Zealand’s Tree Church.

treechurch

Después de viajar por el mundo y convertirse en un experto visitador de iglesias, Barry Cox decidió construir un espacio único donde los conceptos de religión y naturaleza se unieran de una forma mucho más fluida. Sigue leyendo “Una iglesia con vida propia”

Los bichos van a la escuela

Hace unos días se puso en contacto con jardín y natura una profesora de la escuela Jesuitas de Gracia, en Barcelona, pidiendo información sobre uno de nuestros productos.

Estuvimos hablando con ella y nos gustó tanto lo que nos contó sobre el proyecto jardinero que llevan a cabo en el colegio que fuimos con nuestros bichos a visitarlos.

Al llegar a la escuela nos quedamos muy sorprendidos cuando vimos que tienen dos huertos ecológicos chulísimos y que los encargados de que estos den frutos son única y exclusivamente los alumnos. En concreto los de tercero y quinto de parvulario y los de quinto de primaria. Sigue leyendo “Los bichos van a la escuela”

3, 2, 1… ¡Feliz primavera nueva!

No os vais a creer lo que me pasó el fin de semana. La noche del sábado al domingo, a eso de las tres y media de la madrugada abrí un ojo y empecé a oír música. Los vecinos, imaginé. Me levanté y miré por la ventana. Nada en la calle. Bajé al comedor y el volumen aumentó. No entendía nada. Al darme la vuelta me di cuenta de que la música provenía de mi jardín…

¡Los bichos de mi patio habían montado una fiesta para celebrar la llegada de la primavera! Sigue leyendo “3, 2, 1… ¡Feliz primavera nueva!”

Diario de un patio abandonado

Día 25 915

Hoy suman 25 915 días desde que me abandonaron. Sé que hace bastante tiempo que no escribía pero he estado muy ocupado poniendo en orden mi jardín. Ser un patio no es fácil; unas plantas se te cuelan por la parte trasera, mientras otras nacen de debajo del suelo, sin importarles mi intimidad.

Pero bueno, tampoco hay muchas novedades desde el último día, o el anterior, o el otro… ¡Oh! Bueno, sí, se ha instalado una familia de patos, como en los viejos tiempos, entre la pérgola y el limonero. Son viajeros sin rumbo que pretenden quedarse un tiempo a disfrutar de mi encanto, y a cambio, me cuentan anécdotas sobre otros patios como yo…

Emprendieron su largo viaje desde Australia, entre los restos abandonados del SS Ayrfield, en Homebush. Sigue leyendo “Diario de un patio abandonado”

Posavasos que se beben tu refresco

Sí. Lo que lees: la humedad de tu bebida moja el posavasos y así las semillas beben, germinan y crecen.

Y cuando todo esté tan crecido que no sepas donde apoyar la copa, plantas el posavasos en una maceta con un poco de tierra o directamente en el suelo y a por otro posavasos.

En este vídeo se explica todo muy bien:

De la mesa al huerto y del huerto a la mesa.

¡Así de simple!

Visto en ecoinventos

Cerveza con riego “a demanda” para plantas

Hoy hace justo 8 meses que colgamos el último post. Imperdonable. Ha sido un tiempo de muchos y buenos cambios y por fin hoy, 27 de enero de 2016, podemos decir que un nueva etapa para nuestro blog ha comenzado.

Y qué mejor forma de celebrarlo que hacer lo que mejor se nos da: escribir y colgar, por fin, un nuevo post. Ahí va…

El otro día estaba tranquilamente en casa de un amigo tomándome una cerveza y él salió a comprar algo de aperitivo. En estas que me puse a mirar un cuadro muy feo que tiene encima de la tele y cuando menos lo esperaba… ¡boom! Su gato saltó encima la mesa y tiró todo al suelo. La cerveza de mi amigo, una maceta con una planta… todo.

“Menudo lío”, pensé. Pero al momento y al ver que la cerveza se había partido justo por la mitad (¿coincidencia?) me vino a la cabeza uno de los miles de millones de post que he leído sobre DIY así que cogí la cerveza e hice lo que veréis en estas fotos:

Sigue leyendo “Cerveza con riego “a demanda” para plantas”

Nuestros primeros pasos en una carrera ultra de montaña

En Jardín y Natura estamos muy contentos porque nos iniciamos dentro del mundo del patrocinio de eventos con algo que nos hace mucha ilusión: la carrera ultra de montaña “Desafío El Cainejo”.

Desafío el Cainejo

Nos ilusiona el tema por varios motivos pero lo que más nos gusta es lo “natura” del asunto. Esta carrera además de ser una de las más duras de España, 52 km con 10200 m de desnivel acumulado, se celebra en uno de los lugares más espectaculares de nuestro territorio: el parque nacional de los Picos de Europa. Sigue leyendo “Nuestros primeros pasos en una carrera ultra de montaña”

Para el resfriado: velas de mandarina

¿Alguien sabe dónde se ha metido el invierno? Sé que ha llegado pero entre que aún estoy en modo otoño y que en la tele no aparecen los temporales de frío y nieve…

Debe andar cerca porque ha dejado en la cocina una bolsa llena de naranjas, limones, pomelos y mandarinas. “Gracias por las magníficas frutas que traes siempre que vienes, invierno.”

Seguro que un día de estos me sorprenderá al salir de casa o al doblar una esquina con un frente polar y me resfriaré. Me dirá: “¡¿Para qué te dejé la bolsa de cítricos en casa, melón?!” y yo le contestaré esto: Sigue leyendo “Para el resfriado: velas de mandarina”

La primavera, la sangre de las flores altera

Antes de que se termine la primavera, quiero contaros algo que os va a encantar…

Mariquitas copulando en primavera

Está más que demostrado que durante esta época del año los humanos nos volvemos un poco locos. El aumento de las horas de luz hace que disminuya la producción de la melatonina en nuestros cuerpos lo que produce que nuestros ciclos de sueño, nuestro estado de ánimo, el apetito y la sexualidad se revolucionen: ¡la primavera la sangre altera!

Si os fijáis veréis que al Hibiscus Mutabilis le pasa algo parecido pero ¡en un solo día! La luz y el calorcito hacen que, conforme van pasando las horas, los pétalos blancos de esta magnífica flor adquieran un color sangre que impresiona…

 

Está claro que esto no se debe a que el Hibiscus vaya falto de melatonina pero que la primavera es una época del año que hace que la savia de las plantas hierva es algo que está muy claro…

Yihaaaa!

Blog de WordPress.com.

Subir ↑